29 oct. 2012

Coliseo


Título: Anfiteatro Flavio, más conocido como Coliseo.

Autor: Desconocido.

Estilo: Romano Imperial

Época: Finales del s. I d.C., en época de los Flavios, concretamente iniciado en época de Vespasiano (aprox. 70 d.C.)y terminado con Tito. Modificado por Domiciano.

Localización: Valle del Coliseo, Roma.



     Un anfiteatro es un edificio constituido por la unión de dos teatros, es una creación romana, y en concreto el coliseo por sus características fue el modelo para otros anfiteatros.

     Como en otras obras de ingenierías romanas, se combinaron distintos materiales como el hormigón, traventino, ladrillo, piedra de toba, mármol y estuco. La planta es ovalada  en el exterior destaca la fachada famosa por su acertada superposición de los tres órdenes de columnas sobre un pequeño estilóbato que sirve de base al edificio. No es el primer edificio en el que se superponen los órdenes, pero sí el más grandioso y mejor se conocerá y repetirá en siglos posteriores. Cada piso se plantea como una sucesión de arcos de medio punto sobre columnas de orden toscano, jónico y corintio que culminan en un entablamento.

     El cuarto piso, iniciado por el Emperador Tito y acabado por Domiciano para ampliar la capacidad del recinto, presenta un ático macizo y decorado por lacenas  estrechas fajas verticales corintias que enmarcan ventanas cuadradas. Se conservan unas 240 ménsulas de apoyo que sostenían los mástiles en los que se fija el toldo (velarium) que protegía al público del sol y la lluvia. Cuando se construyó el exterior estaba recubierto de estuco y los intercolumnios del segundo y tercer piso contenían esculturas; en el interior podemos ver un ejemplo del uso del arco en su máxima expresión como elemento sustentante ornamental y base de otros elementos: las bóvedas de cañón idealista.




     Los ochenta arcos de medio punto del piso inferior, son los acceso naturales a la gradería que no aprovecha un desnivel del terreno, sino que se levanta sobre una multitud de bóvedas superpuestas, de modo que el edificio está constituido por kilómetros de pasillos y galerías cubiertas de bóvedas de cañón y arista, estructuradas en pisos y comunicados por escaleras para garantizar el fluido de los cincuenta mil espectadores que podía albergar en sus ochenta filas de gradas.

     La gradería rodea la arena, el espacio oval central de 74 x 46 m donde se llevaban a cabo las celebraciones. Domiciano hizo construir bajo la arena, un subsuelo diseñado para agilizar el espectáculo que constaba de ingeniosos pasillos, escaleras y corredores abovedados y de una estudiada distribución de las estancias, ascensores de poleas para conducir a las fieras a la superficie y un sistema imperbializado de la conducción del agua para transformar la arena en una gran piscina de 1.5 m de profundidad para las naumaquias.

     La celebridad del coliseo va más allá de los valores del edificio en sí mismo. Pues fue la sede de la diversión en Roma y símbolo de la grandeza imperial. En el Coliseo se ofrecían espectáculos gratuitos de lucha entre gladiadores y fieras salvajes, específicamente de batallas históricas o mitológicas, naumaquias .. etc. El gusto por los espectáculos violentos era tal que habla de equipos de cazadores creados para traer fieras de Asia y África.

     El Coliseo se creó en el siglo I con los distintos emperadores de la dinastía Flavia. Era un momento de gran esplendor para el Imperio que estaba ya plenamente consolidado en la política, económica, social y cultural. Los emperadores de la época dominaban todo el mundo conocido y en su honor se crearon multitud de obras conmemorativas. Contaban también con el favor del pueblo. El coliseo se usó durante casi 500 años celebrándose los últimos juegos de la historias en el siglo XI. Deja de utilizarse en la alta Edad Media y a partir de entonces fue refugio, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera. De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios hasta que su conversión en santuario cristiano detuvo el espolio y facilitó su conservación. Siempre ha sido un icono de la Roma imperial a pesar de su nivel de conservación pues se trata de una de las más destacados ejemplos de la arquitectura romana. Actualmente es uno de los edificios turísticos más atractivos de Roma y está muy ligado a la iglesia católica.

1 comentario: