5 abr. 2013

El juramento de los horacios


Autor: David.

Fecha: 1784.

Época: Neoclasicismo.

Localización: Museo del Louvre, París.

Dimensiones: 3.30 x 4.25 m.



     Los tres horacios han de enfrentarse a los tres Curiacios, los primeros defendiendo a Roma frente a los segundos que cantaban en nombre de la ciudad de Alba Longa. La tragedia esta en que una de las hermanas de los horacios, Camila, estaba prometida con uno de los curiacios y una hermana de estos estaba casada con uno de los horacios. El único superviviente fue uno de los horacios, que fue recibido en Roma con elogios salvo por su hermana camila que le replico el fallecimiento de su prometido; Horario la mata acusándola de falta de patriotismo. David no retrata el momento de la lucha, sino el juramento de los tres hermanos horacios ante su padre; son objetivos es pictórico, pretende infundir en sus contemporáneos el sentido del deber hacia la patria.

     La composición de la obra es clara y sencilla, basada en elementos geométricos: el centro de la composición es el padre de los trillizos y el punto de fuga es concreta mente la mano del padre que sostiene en alto las espadas de sus hijos. A la izquierda, los trillizos juran lealtad a Roma pero solo el que esta en primer plano que sera el superviviente mira al padre en determinación. A la derecha el lamento de las mujeres: camila con una túnica blanca que demuestra el conocimiento que el pintor tenia de la Antigüedad clásica , acompañado de un aya que abraza a sus dos hijos. Todos los personajes quedan enmarcados por una arquitectura clásica tres arcos de medio punto sobre columnas toscanas . El número tres es una constante en la obra. Icono gráficamente es una escena muy austera, con un cromatismo apagado que se subordina al dibujo. Predominan ocres y grises, pero el centro de la escena esta dominado por la túnica roja del padre, símbolo de la sangre que sera derramada. En los hombres predominan las líneas rectas que aportan gran vitalismo a las figuras; David demuestra en los cuerpos masculinos sus profundos conocimientos anatómicos y sus estudios de la estancia clásica. En las mujeres predominan las líneas curvas así como la sensación de abatimiento.

     La luz que entra por la izquierda crea brillos en los colores y proyecta sombras nítidas y bien delimitadas. La pincelada de David es compacta y crea los volúmenes mediante la gradación tonal y el claroscuro. La composición es equilibrada, al contraponer líneas verticales y horizontales. El resultado de todo ello es una obra proporcional, pero algo fría, no le interesa captar el movimiento de modo que resulta una acción congelada.


     El neoclásico se contrapone a los "excesos" del rococó y del barroco y pretende devolver a los ideales estéticos del clasicismo griego. Esta visión tan rígida del arte encorsetó los artistas y provocó una disminución de la creatividad en los aspectos técnicos puesto que tuvieron que ceñir los trabajos a unos dictados formales rígidos y académicos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar