8 oct. 2012

El Discóbolo de Mirón


Autor: Mirón

Cronología: 460-450 a.C


Estilo: Griego Clásico



Técnica: Trabajado en bronce aunque no nos han llegado las originales, esta es una copia romana realizada en mármol.


Dimensiones: 1.55 metros de altura







     Se trata de una escultura exenta con una posición inclinada, figura masculina desnuda y abierta. El atleta se concentra en lanzar el disco, logrando así, gran dinamismo al extender un brazo hacia atrás. Destaca la postura del contraposto, es decir, la oposición rítmica de las partes del cuerpo simétricas de modo que mientras una parece que se mantiene rígida, la otra parte permanece relajada. Podemos observar que hay sensación de movimiento debido a la postura que tiene la figura. Dicho movimiento lo generan dos arcos imaginarios: uno va desde los hombros hasta el pie que está levantado y el otro está determinado por la línea de la espalda y se extiende hasta el otro pies. Además subraya ese movimiento contenido creando una línea en zig-zag desde el disco hasta el pie, pasando por la cabeza, la espalda, la cadera y la rodilla. Sin embargo, la cabeza y el rostro son mucho mas arcaicos, ya que en la cabeza predomina la forma geométrica y el rostro es sereno pero vacío de sentimientos y no responde al esfuerzo que refleja el resto del cuerpo. Podemos decir que sigue predominando el punto de vista frontal, pero la estatua ya no es un bloque macizo, sino que se extiende en el espacio ganando otros puntos de vista.


      La época clásica griega se extiende entre los siglos V y IV a.C, entre el final de las Guerras Médicas y el Principio de la Guerra de Peloponeso. Mirón es uno de los primeros representantes del clasicismo por lo que en su obra se mantienen algunos rasgos arcaicos como la inexpresibilidad de los rostros pero avanza ya que alguno de los elementos que desarrollaran Fidias, Polícreto y otros escultores en el período clásico pleno. Algunos de estos elementos son el contraposto, el perfeccionamiento de la anatomía humana y el estudio del movimiento. En esta época Mirón pone en manifiesto la búsqueda de el ideal de perfección y la belleza clásica, ya que la cultura clásica griega estuvo determinada por el antropocentrismo.



      Esta obra la podemos relacionar con otras obras de otros escultores que también representan atletas, por ejemplo el "Doríforo" de Porícleto o el "Apoxiomeno" de Lisipo.



1 comentario: